Consumir aceite de oliva es bueno también para el medioambiente

Si has leído mi primer post, ya sabes que, según la mitología, el olivo fue considerado como el mejor regalo posible por el consejo de los dioses griegos, al dar un precioso aceite capaz de condimentar la comida, cuidar el cuerpo, curar las heridas y las enfermedades y ser una fuente de luz.  Y si has leído este otro post, ya sabes que son muchos los estudios que han demostrado las propiedades beneficiosas del aceite de oliva para prevenir distintas enfermedades, entre las cuales la arteriosclerosis, la diabetes, la obesidad, la osteoporosis, así como varios tumores. 

Pero las cualidades del olivo no se paran aquí. Van mucho más alla de sus bondades en la cocina y para la salud. El olivo es también un árbol maravilloso para conservar el medio ambiente. Es resistente a la sequía y capaz de adaptarse a las condiciones más difíciles como suelos pobres y marginales, lo que ayuda a frenar la desertificación y la erosión del suelo y permite mantener las poblaciones en las zonas rurales. Esto es muy importante porque en la mayoría de los países productores del Sur y del Este del Mediterráneo, son muchos los agricultores que viven casi exclusivamente del cultivo del olivo. Para muchos, seguir produciendo aceitunas significa poder permanecer en sus tierras.

Además de su rol social y económico, el olivo permite también mitigar los efectos del cambio climático que tanto nos preocupa, si analizamos este cultivo desde el punto de vista de su huella ambiental, en particular la huella de carbono, la huella hídrica y la biodiversidad.

 

¿Sabías que el cultivo del olivo podía ayudar a reducir el calentamiento global?

En los últimos años, la comunidad científica ha realizado numerosos estudios sobre el efecto potencial del olivo como sumidero de carbono.  Cuando se habla de cambio climático, un sumidero es cualquier proceso, actividad o mecanismo que es capaz de capturar los gases de efecto invernadero de la atmósfera. Entre estos gases se encuentra el dióxido de carbono (CO2), cuya concentración ha aumentado exponencialmente en los últimos años y es la causa principal del calentamiento global.

Desgraciadamente, todo lo que hacemos produce CO2. Es un hecho inevitable y la agricultura participa en un porcentaje alto en la emisión de los gases de efecto invernadero. Sin embargo, los cultivos leñosos, es decir las plantas que contienen madera, como el olivo, son capaces de capturar grandes cantidades de CO2 de la atmósfera y de almacenarlas, devolviendo oxígeno y disminuyendo de esta manera la concentración de CO2 en el ambiente.

Según los resultados de varios estudios, durante el ciclo de producción de un litro de aceite de oliva virgen (o virgen extra), se emite 1,5 kg de CO2 en la atmósfera pero si se adoptan unas prácticas correctas de cultivo, se puede lograr que el olivar fije hasta 11,5 kg de CO2 en el suelo, lo que resulta en un balance claramente positivo de 10 kg de CO2 o, para que te hagas una idea, lo que emite un coche al recorrer unos 80 km!

En este vídeo que ha producido el Consejo Oleícola Internacional, verás cómo consumiendo aceite de oliva, haces algo bueno para el medio ambiente.

 

Anuncios

Un comentario en “Consumir aceite de oliva es bueno también para el medioambiente

  1. Pingback: Olivo e olio d'oliva, alleati preziosi della salute e dell'ambiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s